Inongo vi Makomè

EL EFECTO BOOMERANG DE TODA INJUSTICIA…

Publicado 27.12.2014 en Blog, Destacado, Opinión | 0 comentarios

EL EFECTO BOOMERANG DE TODA INJUSTICIA…

Estos últimos días se ha hablado mucho en España del drama habido por la muerte de un hincha de un equipo de fútbol en manos de otros hinchas del equipo contrario, todos ellos españoles. Llama la atención las condenas sinceras habidas, y sobre todo las medidas tan urgentes que han ido tomando los distintos clubes para evitar semejantes dramas en el futuro, aunque no han podido evitar las otras agresiones con heridas de armas blancas como las habidas días después en Barcelona… Son medidas que nos llenan a todos de satisfacción y de tranquilidad. Pero a pesar  de ello,  algunos seguimos teniendo dudas. Muchas dudas. No podemos evitar de  preguntaros si se hubiese obtenido esas condenas sinceras que observamos y las medidas tomadas por los clubes, si el muerto por los ultras, hubiese sido un inmigrante de  cualquier país  del llamado Tercer Mundo…

La violencia de los hinchas ultras de clubes españoles, así como de los demás  grupos neonazis hacia estos inmigrantes, se ha venido produciéndose desde hace mucho tiempo. Pero lo que hemos observado después de cada agresión que se producía y se hacía público, son las condenas sinceras de gran parte de los ciudadanos, y  solamente verbales por parte de la administración… Y esto se debe porque la víctima del turno era sólo un “simple” inmigrante de Tercer Mundo.

En los años noventa, con del comienzo de la llegada masiva de los inmigrantes africanos en España, se fueron creándose con suma rapidez, grupos neonazis, cuyo principal objetivo y razón de ser, eran agredir a esos intrusos. Los agresores, cuando se les  arrestaban recibían tan sólo pequeños castigos y amonestaciones por parte de la justicia y de la policía…

Pero como venimos recordando siempre, “toda injusticia tiene un efecto boomerang”.  Con el paso del tiempo, los inmigrantes de colores y facciones diferentes dejaron de ser el objetivo principal de las agresiones de los neonazis españoles. Éstos ampliaron su campo a los homosexuales blancos y españoles así como a otro tipo de gente cuyo aspecto físico no les gustaba… Fue entonces cuando la justicia y la policía española consideraron importante y serio el problema de esas agresiones de los neonazis. Hasta ese momento lo tomaron como una especie de “guerra limpia” ante un enemigo externo. Al atacar a los propios españoles de la misma raza, aunque con características diferentes, fue cuando se  consideró esas graves agresiones como una especie de “guerra civil”. El tema preocupó  entonces y se empezó a actuar en serio y aplicarse la ley. Es más o menos lo que está ocurriendo ahora con el caso del hincha del equipo contrario asesinado en Madrid. ES víctima de esa especie de “guerra civil”.

¡Sí, toda injusticia tiene un efecto boomerang! Muchas veces no damos importancia o miramos a otra parte cuando la víctima de esta injusticia no es ninguno de nosotros. Cerramos los ojos y los abrimos sólo cuando  sentimos el dolor de sus efectos en carne propia. Esto desde luego no ocurre sólo en España, ¡ni mucho menos! Lo observamos, y mucho ya en el seno los propios países africanos: Los inmigrantes que cruzan las fronteras de las naciones de su propio continente en busca de alguna oportunidad, son vilmente maltratados e incluso asesinados a sangre fría por los nativos y miembros de la seguridad de esos países. La justicia y el pueblo llano de esas naciones cierran los ojos. Es un problema de la seguridad nacional. “Una guerra” contra el enemigo extranjero. El extranjero invasor.

Una vez, precisamente en aquellos años de la violencia incontrolada de los neonazis hacia los inmigrantes en todo el conjunto del territorio español, me invitaron a una Mesa Redonda en Barcelona que trataba sobre el tema. En mi modesta intervención, entre otras cosas dije: “Que los catalanes no esperen que les agradezca el que salgan a las calles a manifestarse contra la violencia de los neonazis hacia los inmigrantes. No me hacen ningún favor a mí, sino a ellos mismos, porque toda injusticia tiene un efecto boomerang. Si los neonazis catalanes y españoles consiguen matarnos o echarnos a todos de su territorio, los moros,  los negros, los indios…, no se retirarán a sus casas. Cuando no haya más motivo de sus odios, se volverán contra tú (iba señalando), porque tienes melena; tú, porque llevas pendientes, etc…” . Eso he creído siempre.

Hitler y sus tropas empezaron intentando exterminar a los judíos…, y acabó trasladando la misma guerra a los blancos europeos. Esa misma ideología estás renaciendo con virulencia tanto en Alemania como en el resto de Europa…. Las condenas son tímidas por ahora, porque el enemigo es el inmigrante, el extranjero… Pero creemos que las injusticias se han de combatir sea como sea y a tiempo, aunque no nos perjudique personalmente en el momento. 

No Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. EL EFECTO BOOMERANG DE TODA INJUSTICIA… - | - […] Fuente: inongovimakome.com […] [WORDPRESS HASHCASH] The comment's server IP (91.146.100.126) doesn't match the comment's URL host IP (104.28.3.27) and…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies